Follow by Email

miércoles, 21 de octubre de 2009

Nocturna

¡Brilla!
noche estrellada mientras pinto tu cintura
vuela luna entre el cielo de mi frente
llama mi atención coqueta
y duerme entre mis cabellos junto al frío
de una novela inconclusa
recuerda cuando empezamos nuestro
romance
y el destello tuyo en mis ojos
si así quieres llamar a mi memoria.

Escucha y vuelve a esa historia
debes bañarte otra vez en el espacio
en la realidad del viento
que envuelve tú impotencia
y tus ansias de que tus pasos
sean miopes ante lo que crean.

Dejas atrás por un minuto una verdad
creas un casco de humanidad
besas con fuerza el futuro que ante tus ojos
pasa rozando y grita a tu oído
¡Olvida y vuelve!

Agarra multitudes y grita
a mil astros que están lejos
a sueños hermosos y sombras no existentes
que mueven tu pecho y te recuerdan
eres tan grande
que creas tus verdades.

Ama, pisa y baila con energía
el son del sol que te confunde
y arde entre la fuerza de los sentimientos
venganza y maravilla del arte
despierta ahora y desvélate con histeria
pasa el tiempo y no culminas
la bella joya envidia de los dioses
que es crear el camino que eliges.

Entonces dime en que crees
de qué careces y quién eres
que deseas y que obtienes
que manejas y que consumes
es el tiempo o la cordura
es la sangre infinita y derramada
ante las lágrimas de contemplar y no alcanzar.

Ahora yo me burlo y te digo
preciosa dama qué haremos
canta tu corazón, canta y dime
que no quiero ser infiel a tus esperanzas
ni desmentir tus manipulaciones.

Porque así podré mirar a tus ojos y adivinar
que soy porque tú eres y me observas
porque al igual que el verbo desfallece sin tus labios
no hay arte, amor,
ni sentidos, ni palabras
sin el incentivo al decir
que el mañana es lo que desees
si construyes la música que dicte el compás
de nuestra locura.