Follow by Email

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Luces

Si, perdí la cuenta
de cuantas luces parpadean
cual ojos que me observan
brillando siempre
y acompañándome.

Es quizás un logro hermoso
percatarme de su nobleza
en su confianza al verme torpe
luchando contra la corriente.

Vi entonces, son enormes, lejanas y eternas
siempre a mi lado y al de millones
tan propias mías como de todos
comparto su brillo durante la noche
inspirado por su constante luz
y sabiduría.

No dicen nada y me retan
serán mis palabras y mis sueños
que toquen su esplendor
sin despegar del suelo.

Ahora quiéreme inmensidad
sí, soy diferente a tu grandeza
tú tan simple y yo tan torpe
tú quieta y yo ansioso
siempre estarás ahí cual esperanza
de ser alta y alcanzada.

Ahora vuelvo a tus brazos
vagos y pacientes
porque se cansan mis mundanos brazos de luchar
pero seré buen luchador y empezaré de nuevo
sabiendo ya que tendré tu amor.

Permanecerán entonces esos recuerdos
de tantos errores cometidos
ya no eran iguales ni reflejos de tu perfecta luz
sino ilusiones que confiaba serían eternas.

El amor a la nobleza que aspiro
al asemejarme a tus latidos
tú me impulsas y recuerdas
que ante tu presencia han pasado
tantos diferentes y siempre nuevos
que igual a mí
predican el amor sin demostrártelo.

Seré constante entonces
muere un nido y hago otro nuevo
saldrá una flor y te la ofrezco
porque solo es genuino el amor creador
que sabe que lo verdadero muere
pero no termina.

Sin descanso a mi brazo seré otro
pero confía en mi deseo
ya será verdad con mi esfuerzo
demostrarte que pasé por varios engaños
al creer que eran reflejo de tu majestuoso
brillo.

Te alcanzaré, no crearé
como sea llegaré a ti
solo sé q he perdido
a muchas copias sin sentido.

Pues demuestras ser auténtica, oh luz del cielo
toca mi pecho nuevamente
es tu amor que me llama
con algo fantástico y diferente.