Follow by Email

jueves, 10 de septiembre de 2015

Niña de ojos curiosos

                  Cuando la luz se reflejaba
en sus ojos
                             brillaba como luna y
      los animales, inquietos
                 se veían en ellos, atraidos
                                                   y como olas, reaccionaban fuerte
          constante e instintivo.

                                                                 ¿Cómo resistirse, siendo bestias,
   al llamado de esta fuerza de la naturaleza, que aunque quieta, era diferente e
                                                     inalcanzable?

                         Sería llamada diferente, pero indispensable,
                         fuerte, pero frágil a los cambios
                                                              impredecible.

                                   Muchos serán sus admiradores,  pero ninguno su amante
                crece y renace, un enigma de trovador
                                            una canción de amor para el mundo.