Follow by Email

jueves, 4 de febrero de 2016

Dedos


Son las ansias las que hacen temblar mis manos
ansiosas por un bocado de tu vientre
de tus curvas acentuadas
llevas las llaves del apetito y del futuro.
Recuérdame entre mordiscos
que son palabras
lo que es la sal de tu piel,
y lo que es beber de ella con gusto y prisa,
como si algo se escapara.
Voltea y recorren mis dedos
desgarran la virtud y la transforman
luchan con pasión y desventura
dando trueno con la aventura final
en nuestra mente.
Suelta el abanico de lujuria en tus labios y
siempre habrá un sol ardiente que brilla en tus ojos
con movimientos que retocan los sentidos
los hacen brillar por su cuenta
entre manos y los dedos
haciendo el camino largo y
maravilloso por recorrer.
Carne jugosa entre mis dientes
movimientos de juego entre mis sábanas
fuerza e ímpetu del calor entre los cuerpos
que hacen calor como dos varas,
que se frotan con placer.